¿Qué harías si tuvieses sólo algunos días de vida?

Empresas, Negocios, Trabajo y Cómo Ganar Dinero en la economía de Internet

Gracias a Listo.pe estuve revisando el blog hugopacheco.com y leí el artículo “La última lección” sobre la vida de Randy Pausch.

El caso es que me puse a reflexionar sobre lo que haríamos si supiésemos que tenemos pocos días de vida.

Creo que en mi caso lo que más haría sería pasar el mayor tiempo posible con mi familia y lo que más me podría entristecer sería el no poder ver el crecimiento y desarrollo de mis hijos.

Todos pasamos por diversas circunstancias que nos hacen pensar en la inevitable muerte, pero en ese desarrollo aprendemos cada día más a ver nuestras vidas como pequeñas oportunidades que tenemos para ser felices y para hacer que las personas que nos rodean sean también felices.

Pues creo firmemente que gran parte de nuestra felicidad la encontramos cuando también podemos hacer felices a los demás.

El punto es que creo que no debemos esperar para tratar de hacer aquello que creemos muy importante ante circunstancias límite, como lo es la muerte.

Creo que debemos hacer las cosas no porque estamos en la proximidad de la muerte, sino porque estamos en plena vida.

No es malo disfrutar de la vida, sentirse vivos, gozar de nuestra familia, de nuestros amigos y seres queridos, no es malo ni egoísta tratar de ser felices haciendo al mismo tiempo felices a todo aquel que podamos.

Debemos agradecer a nuestros padres por lo que somos, darles un abrazo, una llamada inesperada, una sorpresa, no esperar a que sea tarde para recién pensar en aquello que no hicimos.

Nuestros padres siempre nos amarán, para ellos siempre pero siempre seremos sus pequeños hijos y siempre nos tratarán como tal, por más que tengamos nuestros propios hijos.

Y si tienes a ese ser tan amado y especial que se llama madre, estoy seguro que tienes uno de los tesoros más grandes que podrías alcanzar, aprovéchalo, gasta toda tu energía en conservar ese tesoro pues es de un valor incalculable y fuente de amor puro.

Evita a toda costa ver una lágrima en el rostro de tu madre, sacrifica tu propia felicidad si es posible, por supuesto sin hacer daño a nadie, verás que todo esfuerzo no es nada comparado con 1 sólo día más que disfrutes de su compañía.

Si alguna vez lloras por tu madre que jamás sea porque le hiciste daño, sino porque la extrañas mucho, no te preocupes, es un sentimiento muy normal necesitar de una madre hasta el punto del llanto.

Nuestros hermanos son nuestra propìa sangre, debemos amarlos como se aman las enredaderas en comunión con el árbol que las protege, cobija y cimenta.

Aprendamos a perdonar, que cualquier discusión por más pequeña o fuerte que sea que no dure más de 1 día porque nunca sabemos qué es lo que puede pasar mañana.

El rencor es el peor enemigo de la felicidad.

Nuetra pareja es nuestra oportunidad de crecimiento que Dios nos ha puesto en el camino, a veces pensamos que podríamos ser felices sin unirnos a una pareja, sin embargo olvidamos esa gran oportunidad que se nos da de conocernos mejor y de experimentar mutuamente nuevas formas de ver la vida.

Nuestra esposa representa a todas las madres del mundo.

Si amamos y respetamos a nuestra esposa es por lo general seguro que también amamos a nuestra madre y viceversa.

Nuestros hijos son el regalo más hermoso que pudo darnos Dios como pareja y como seres particulares, no son nuestros, son seres que tiene su propia forma de ver el mundo, aún de niños.

No es una obligación cuidarlos y hacerlos sentir seguros, es un placer.

Cada vez que logramos divertirnos frente al público jugando con nuestros hijos y haciendo cosas que nunca hubieramos pensado hacer en público estaremos comprendiendo y acercándonos más a nuestros hijos para poder amarlos con más fuerza.

Nunca estará demás un beso a nuestros hijos, nunca, aún cuando sean adolescentes e “incomprensiblemente” les moleste.

Si son niños podemos aprovechar la oportunidad única que tenemos para abrazarlos y besarlos las veces que podamos totalmente gratis.

No debemos creer que esto les puede cambiar el caracter para mal, sino por el contrario les dará mayor seguridad para su vida futura.

Ya ves que empecé pensando en escribir qué haría si tuviera sólo algunos días de vida y terminé hablando de la familia y de las oportunidades que tenemos de gozarla y de ser felices.

Que tengas un hermoso día.

Fuente de la imagen: sxc.hu

Tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Déjanos un cometario o sugerencia