Aceptarse uno mismo. Motivación personal para lograr el éxito.

Empresas, Negocios, Trabajo y Cómo Ganar Dinero con un Blog en Internet

Aceptarse uno mismo no es sinónimo de estancarse.

Aceptarse uno mismo es aceptar que tenemos nuestros propios errores pero aceptar también que somos capaces de mejorar.

Aceptación es crecimiento.

Aceptarse uno mismo es dejar de sufrir por las cosas que hicimos y que no tienen solución, sin embargo dicha aceptación debe ir de la mano con el compromiso de no volver a cometer los mismos errores y aún más de mejorar aquellas cosas que hicimos bien.

Aceptarse uno mismo es un proceso de maduración lento y sin prisas, es un proceso en el cual se logra vivir días enteros sin la preocupación enfermiza y efímera de todos nuestros actos, sean buenos o malos.

Aceptarse uno mismo es no tener temor a seguir haciendo aquellas cosas que, aunque nos critiquen o nos quieran hacer daño, sabemos en lo más profundo de nuestro ser que no dañan a nadie.

Aceptarse uno mismo es poder dormir con la tranquilidad con la que duerme un niño, porque tiene la conciencia tranquila, y porque sabemos que pusimos todo nuestro empeño en ser mejores.

Aceptarse uno mismo es también la preocupación natural o la actividad natural que busca no sólo nuestro bien, sino también el bien común, aunque parezca una contradicción.

Aceptarse uno mismo es saber escuchar los problemas de otro aún cuando nosotros también tenemos los propios, y que no salga de nuestros labios ninguna queja ni lamento.

Aceptarse uno mismo es aceptar ser amado, aceptar las muestras naturales de cariño de nuestro seres queridos con una sonrisa de alegría en el rostro.

Aceptarse uno mismo es no tener temor a dar muestras de cariño a nuestros seres queridos, abrazar, besar, tomar de la mano, acariciar, es parte de nuestra propia aceptación.

Aceptarse uno mismo es reconocer el error y plantearse seriamente en no volver a cometerlo.

Aceptarse uno mismo es reconocer la virtud de los demás, sólo si nos podemos aceptar nosotros mismos podemos encontrar virtudes en los demás que antes no veíamos.

Aceptarse uno mismo no es un proceso pasivo y sin compromiso, aceptarse uno mismo es un proceso activo que implica crecimiento y desarrollo y todo crecimiento y desarrolle es de por sí dinámico y comprometido.

Aceptarse uno mismo es comprender que tenemos obligaciones, en especial la de ser feliz.

Share Button
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *