Cómo ganar dinero con las Ventas por internet: el producto es el primer ingrediente para el éxito en ventas

Empresas, Negocios, Trabajo y Cómo Ganar Dinero con un Blog en Internet

Las ventas por internet no son tan diferentes a las ventas del mundo real, en internet existen los 3 elementos esenciales del proceso de ventas:

1.- El producto: Pueden ser bienes o servicios, físicos o electrónicos. Puede ser propio o de terceros, afiliaods, multinivel, etc.

2.- El consumidor: Es aquella personas interesada en el bien que estás ofreciendo por internet o bienes similares, llegan a tu sitio web debido a la búsqueda por palabras clave que consideran importantes para su búsqueda o también a través de avisos pagados que asumes como inverisón.

3.- El vendedor: En este caso eres tú, el interesado en vender un determinado producto, un bien o servicio, sea de creación propia o de terceros.

Por lo general tienes un sitio web dedicado a ventas o quizás una página que recibiste al suscribirte a una red de afiliados, o una de multinivel, etc.

Con estos 3 elementos se conforman las transacciones que diariamente se realizan por internet, tal como en el mercado real.

Las ventas por internet tiene también las mismas características teóricas que en el mundo real: existe una demanda de un producto, bien o servicio (grupo de consumindores) y existe también una oferta de dicho producto (grupo de vendedores) y hasta un precio de equilibrio.

Salirse de este enfoque es jugar a la insostenibilidad del negocio que se desea emprender.

En este artículo nos vamos a centrar en el bien o servicio, en el producto que deseas vender para ganar dinero por internet.

Si en verdad deseas ganar dinero en internet el primer paso que debes de estudiar antes de iniciar un negocio por inetrnet es el del producto que deseas vender.

Muchos que dicen ser expertos por internet no se centran en el producto, sino más bien en las herramientas y las técnicas de venta, lo cual en lo particular me parece un error insostenible.

Pogamos un ejemplo común y corriente en el mundo real como consumidores: si deseamos comprar pan por lo general acudimos a una panadería en la cual ya conocemos el producto, sabemos de sus características, sabemos que es un producto de calidad y que satisface nuestras espectativas.

Si vemos una panadería que dice: “con este pan mejorarás tu calidad de vida” quizás nos llame la atención por ser un aviso novedoso y que utiliza una técnica de venta o marketing basado en las expectativas del consumidor.

Pero si probamos el pan y vemos que tiene un sabor desagradable, que no tiene cuerpo, que se deshace en la boca o que simplemente es un pan común y corriente, pues lo más probable es que no volvamos a comprar dicho pan y la empresa quiebre.

Lo mismo para los productos por internet: si adquirimos uno o si indagamos por el mismo y vemos que su publicidad es engañosa o que es incompleta o  que simplemente no llena nuestras expectativas pues no lo compramos, y si lo compramos no lo recomendamos a nadie o por el contrario le hacemos mala publicidad debido a sus defectos y falencias.

Desde el punto de vista del vendedor o inversor jamás he visto que primero se haga un estudio de proyectos o un proyecto de inversión, ni siquiera un perfil, sin antes tener claro el producto que se desea estudiar.

Sería absurdo hacer un proyecto de inversión para un producto que te lo harán terceros sin saber antes de qué producto se trata, o analizando las variables de rentabilidad sin conocer el producto, es como querer ponerse los zapatos antes de las medias.

Y sin embargo existen varios pseudo expertos y pseudo gurúes para los cuales no tiene importancia el producto o es un elemento de segundo plano.

El producto es el Rey antes de empezar un negocio, si tienes un buen producto es muy probable que puedas implementar todas las herramientas y técnicas para ofrecerlo por internet y lograr el éxito en ventas de manera sostenible.

Por el contrario, si tienes un producto de dudosa calidad y reputación quizás puedas engañar al consumidor por un determinado período de tiempo, pero con seguridad tus ventas decaerán consistentemente con el paso del tiempo hasta volverse insignificantes.

Duda mucho de aquellos que te dicen que el producto no es importante o que puedes hacer cualquier producto o crearlo fácil y rápidamente y venderlo fácilmente por internet, por lo general quien te dice eso sólo quiere tu dinero.

Internet es una red muy veloz, tanto las buenas noticias como las malas tienen la misma velocidad de propagación.

Si vendes un pésimo producto la noticia se extenderá rapidamente y tus ventas serán insostenibles hasta que debas cerrar tu web, pero si vendes un producto de calidad, sea tuyo o de terceros, la noticia se extenderá y tus ventas o crecerán o serán sostenibles en el tiempo.

Existen muchos vendedores en internet que juegan a las ventas inmediatas sin basarse en un producto de calidad, por lo general obtiene un éxito muy debil e insostenible, por lo que con mucha suerte deberán volver a hacer el trabajo desde cero una y otra vez, con el consiguiente desprestigio y mala reputación que eso conlleva.

O seguir su juego de mentiras y engaños o de verdades a medias.

¿Tienes un producto de calidad? Considero que ya tienes más de las mitad de un negocio exitoso de ventas por internet, lo demás son técnicas y herramientas que puedes aprender de manera gratuita o incluso contratarlos en forma inmediata si tienes un presupuesto destinado para tal inversión.

Fuente de la imagen: sxc.hu

Share Button
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *