El poder y valor de una actitud mental positiva ante la vida y los negocios

El poder y valor de una actitud mental positiva ante la vida y los negociosEs muy probable que los seres humanos sepamos muchísimo menos que aquello que no sabemos, y sin embargo vivimos y actuamos como si lo supiéramos todo.

Es tan poco lo que sabemos que apenas se presenta un imprevisto, por supuesto como fruto de nuestro desconocimiento, no sabemos cómo proceder, cómo tomar las decisiones correctas y cómo actuar, con las consecuencias que esto produce en nuestra vida o en los negocios.

Por ejemplo, en el ámbito de la vida diaria es muy posible que se nos presente algún malestar físico, sea cual sea, pero también es muy probable que el mismo malestar tenga consecuencias diferentes sobre 2 personas diferentes:

La persona positiva es probable que se sane y regrese a su estado normal en forma más rápida, además de que justamente debido a su actitud positiva los efectos perjudiciales de un malestar físico no hacen tanta mella en su organismo.

La persona negativa es probable que se sane y regrese a su estado normal en forma más lenta que aquel que tiene una actitud positiva, además de que debido a su actitud negativa los efectos perjudiciales de un malestar físico se agravan y pueden conducir hacia otros malestares secundarios.

No es raro escuchar a una persona comentar que “me duele tanto la cabeza por una discusión que tuve”, y es justamente allí donde radica muchas veces la raíz de todo problema; la persona con una actitud mental positiva evitará o minimizará dicha discusión, quizás con la técnica de autoobservación comentada en el artículo Pequeñas decisiones que afectan nuestros días y nuestro destino.

Lamentablemente para el bienestar de un ser humano, una persona negativa se dejará llevar por el orgullo y es muy probable que llegue al punto máximo de una discusión, acrecentando la misma, con las terribles consecuencias tanto físicas como emocionales o psicológicas que suelen afectar a su organismo y a la de las personas con las que se rodea.

Pero, como ya lo dijimos anteriormente, todo tiene solución, el punto está en la autoobservación del instante preciso de un problema, imprevisto, accidente, discusión, decisión,  respuesta, reacción, etc. Si se logra tener la actitud mental positiva en el instante adecuado es muy probable que los hechos que se nos presentan en forma diaria no hagan tanta mella como suelen hacerlo.

Este es un constante ejercicio que solamente se puede llegar realizar si se pone en práctica, y a pesar de que parece tan sencillo, es una de las cosas más difíciles que se presentan como reto en la vida de cada persona.

La misma similitud y analogía se tiene para los negocios, pues los mismos al ser desarrollados por personas y entre personas, tiene ese rasgo social propio del ser humano, entonces es también posible minimizar los problemas y las consecuencias que los mismos tienen sobre las empresas o negocios.

Es más fácil dominar una gran corporación que dominarse a sí mismo.

Que tengas un maravilloso día.

Share Button
Tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *