La importancia de las Escuelas de Negocios en nuestros países

Hace poco comente en un artículo sobre el uso de la tecnología en las aulas de clases que mucho de lo que aprendí en la universidad lo olvide y no me sirvió para el trabajo y por el contrario mucho de lo que uso en el trabajo lo aprendí fuera de la universidad.

Este choque entre lo que se debe de enseñar, es decir entre lo que el mercado necesita y lo que realmente se enseña es mas palpable en países en vias de desarrollo por que la educación generalmente es uno de los sectores que avanza de manera mas lenta y desincronizada con el crecimiento económico y el desarrollo.

En muchos de nuestros países latinos lamentablemente prevalece una educación orientada a conseguir trabajo como empleado, lo cual por si mismo no es malo, pero que recoge una sola forma de trabajo del mercado real dejando de lado al sector emprendedor, es decir al sector de los negocios, empresas, inversión privada o propia, etc.

Lo malo de esta situación es que en determinado momento la oferta de puestos de trabajo esta copada o completada mientras que la demanda sobrepasa a dicha oferta aumentando así el desempleo y también el subempleo, por que todos necesitamos trabajar para poder vivir y ante la ausencia de un trabajo digno debemos aceptar alguno que no nos satisface completamente.

El punto central es que los profesionales así formados desconocen el otro camino, el camino del emprendimiento, el camino del riesgo, de la inversión y del trabajo propio o autoempleo y muchos de los que intentan hacerlo no tienen las herramientas adecuadas como para poder sobrevivir los difíciles meses de inicio que implican casi siempre sacrificios para los emprendedores.

Uno de los principales problemas para que todo esto suceda es que la gran mayoría de profesores, inclusive de la rama de ciencias económicas o administrativas jamás tuvieron o manejaron un negocio, por lo cual difícilmente tendrán un enfoque real de las herramientas necesarias que muchas veces chocan con las herramientas teóricas, y muchas otras veces aún sabiendo usarlas no saben su real significado ni magnitud, lo cual es transmitido en forma errónea a sus alumnos.

Recuerdo que en la universidad aprendí a usar los indicadores del curso de matemática financiera en forma creo yo correcta, aprendí tambien a hacer proyectos de inversión teoricamente impecables con indicadores de rentabilidad que acomodaba en excel de acuerdo a las necesidades de rentabilidad mínimas como para tener un proyecto de inversión teoricamente rentable.

Por supuesto que llegado el momento cuando empece a emprender, es decir cuando me convertí en empresario o dueño de un negocio propio, dicha forma de hacer proyectos de inversión de poco o nada me ayudo y tuve que hacer una reingeniería propia de los conocimientos que tenía y de como adpatarlos a la realidad de un negocio propio.

Mucho más me hubiera valido que algun emprendedor, sea profesor o no, me hubiera dicho cuando fui alumno que los primeros meses son vitales para una empresa o negocio y que es necesario calcular bien una cantidad de dinero de respaldo para dichos meses con los cuales poder operar o funcionar inclusive con posibles pérdidas, pero con un objetivo de rentabilidad definido en un plazo determinado.

Por esta simple razón he visto caer a innumerabes ideas de negocios buenas en si mismas pero que no tomaron en cuenta este factor, además de otros también necesarios.

La realidad me enseñó duramente que la inversión y el ahorro son armas fundamentales para un empresario y que el efectivo es vital para la lucha día a día, en especial para productos o servicios de mayor rotación.

Aprendí más como empresario que como alumno de universidad, ciertamente, y ese error debemos evitarlo para con las nuevas generaciones a través de la creación de escuelas de negocios cuyos profesores o tutores deben de ser o haber sido empresarios, sólo de esta forma podemos equilibrar el desbalance entre las carreras profesionales, y también la educación escolar, dirigidas hacia el empleo y aquellas poco o nada conocidas dirigidas hacia el autoempleo, emprendedorismo, inversion propia, etc.

Que tengas un maravilloso día.

Share Button
Tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to La importancia de las Escuelas de Negocios en nuestros países

  1. Hola Lucho, comparto en gran medida lo que dices.

    Fijate que yo tengo 20 años y estudio administracion de empresas, he notado que la universidad en si se enfoca en crear “buenos empleados” y un ejemplo de ello, como bien dices, es que todos los maestros que he tenido hasta el momento nunca han tenido una empresa propia, sino que se han dedicado a trabajar para el gobierno toda su vida.

    Lamentablemente, asi es la educacion en mi pais.

    Por suerte, existe un blog como este que nos anima a los jovenes a ser emprendedores y no empleados, solo de esa forma podremos tener una vida mas plena y feliz.

    Lucho, que estudiaste en la universidad y en que porcentaje te sirve lo que aprendiste?

  2. admin says:

    Hola Ariel,

    Coincido con lo que expresas, falta más practica y menos teoría, inclusive para las ciencias administrativas, contables y financieras.

    Yo estudié economía, si me sirviera el 10% de lo estudiado sería mucho, sin embargo son las bases para futuros conocimientos.

    Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *